Te estamos esperando

viernes, 4 de febrero de 2011
Te estamos esperando ansiosos, expectantes, muy nerviosos por ver tu cara, por conocerte, por abrazarte, por darte muchos besos y todo el cariño que tenemos para ti.
Vas a conocer un mundo nuevo, muy diferente del que conoces ahora mismo. Te sorprenderán los sonidos, los colores y todas las caras que irán pasando por delante de ti, y en las que podrás reconocer a muchas personas que te quieren.
La vida no es fácil, pero te aseguro, que tanto tu hermano, como tus padres, estaremos a tu lado, para que sepas como desenvolverte en la misma y disfrutar de ella.
Faltan pocos meses para que hagas acto de presencia en nuestras vidas y en este momento, estamos pensando en cuál será tu nombre. No te preocupes, te enterarás a su debido momento y probablemente, porque te cansarás de oírnoslo decir.
Te podremos garantizar pocas cosas, pero ten presente que, si hay una que sí podemos asegurarte, es que te vamos a querer durante toda nuestra vida, con tus defectos y tus virtudes.
Tu hermano no para de hablar de ti. Nos pregunta muchas cosas y tengo muchísimas ganas de que podáis compartir juegos y secretos.
Un beso muy fuerte de todos nosotros.
Nos vemos pronto.

La inspiración

jueves, 3 de febrero de 2011
La inspiración está muy presente en nuestras vidas. Es posible que no nos demos cuenta cuando la tenemos a nuestro lado, pero es muy probable que, sin ella, no pudiéramos llevar a cabo muchas de las cosas que nos proponemos.
Ayer mismo, estuve viendo un corto de mi buen amigo Jerónimo, en el que se hace referencia a la inspiración y que recomiendo ver a todo el mundo (en mi página, está colgado).
Aquí ,el director, nos muestra lo necesitados que estamos de la inspiración para poder desarrollar los proyectos que tenemos "en mente" y de cómo necesitamos un momento y ambiente propicios, para que salga a relucir todo lo que llevamos dentro.
Hay veces que llega sin más, se te presenta la oportunidad de poner en práctica todo lo que llevas maquinando en tu interior durante cierto tiempo y es ése momento el que tienes que aprovechar, porque puede que tarde tiempo en presentarse otra ocasión cómo esa.
Se requiere inspiración para muchas cosas, cómo es el hecho de cocinar, escribir, realizar un corto, transmitir tus ideas a los demás y un sinfín de cosas.
Si todo esto tuviéramos que realizarlo sin ella, probablemente lo haríamos, pero no seríamos ni la mitad de convincentes que cuando nos hallamos en poder de la "Diosa Inspiración".
Estoy totalmente convencido de que se puede forzar, quizá un poco, que llegue. Generalmente, buscando un sitio y momento que nos permita estar a solas con nuestros pensamientos, si n que haya nada que nos distraiga, cuan estudiantes del examen más importante de nuestras vidas.
Yo al menos lo hago de esta manera, busco un sitio tranquilo, en mi casa o en el trabajo. A veces, pequeñas cosas cómo son un cigarrillo, una copa de licor, escuchar música clásica de fondo, contemplar un cuadro, cosas que hagan que tu mente se evada de todo lo que te rodea, ayudan a encontrar ese clímax que estamos buscando y, por arte de magia, aparece LA INSPIRACIÓN.

La verdad del taxi

miércoles, 2 de febrero de 2011
Me gustaría dar a conocer en este artículo a todos los lectores, cómo, de qué y de quién, se compone el mundo del taxi.
En este sector, que está formado actualmente por unas 25.000 personas, podemos encontrar todo tipo de personajes. Me refiero a que, hoy en día, el taxi es trabajado por personas de diferentes clases sociales y formación académica.
Podemos encontrar a licenciados, diplomados, hijos de taxistas, personas que vienen de otros gremios...  y todos ellos tienen en común la creencia de que "por poco que les dé el taxi", siempre podrán llevar algo de dinero a sus casas.
Yo entiendo esta postura por parte de estas personas pero, ¡no nos equivoquemos!, todo esto es negativo para el sector, que se está descomponiendo poco a poco y que lo que necesita es una profesionalización del mismo, con personas a las que se les exija "más" a la hora de conseguir la cartilla de taxista. No es normal que personas que actualmente lo están trabajando no sepan dónde están, por ejemplo, los principales hoteles, ministerios, hospitales y restaurantes de la ciudad. Habría que exigirles un mínimo, y cómo no, idiomas, que el tiempo de entendernos por signos ya ha pasado.
Son personas "de paso" que utilizan el taxi para satisfacer sus necesidades y que, poco van a mejorar el sector, ya que no lo sienten como propio.
Por otra parte, me gustaría hablar de las personas que representan al gremio y que, tras haber hablado con muchos compañeros, nadie está de acuerdo con su gestión.Ésto es debido principalmente a que, muchos de ellos, tienen varios taxis trabajando en la calle "a doble turno",recibiendo un salario sólamente "por estar en los despachos". Es imposible que personas que nos dirigen y que tienen varias licencias en su poder, tengan ninguna necesidad de defender los intereses de los propietarios de una sola licencia.
Va siendo hora de que se den cuenta los autónomos de quién les gobierna.
Luego está el apartado relativo al vehículo. Aquí cada uno compra el coche que le parece, o que se ajusta a su economía. Parece un poco extraño, ver ciertos tipos de coches, que a simple vista uno se da cuenta que no cumple con el mínimo espacio para los clientes, incluso para el conductor. A veces no entran ni las maletas de los clientes, que por otro lado es lógico si tenemos en cuenta todo lo que llevan los propietarios de los mismos en su interior.
Es curioso ver cómo dentro de cada coche, uno puede tenerlo de una manera totalmente distinta de cómo lo tienen otros taxistas con el mismo vehículo.
Es como si fueran oficinas andantes, llenas de todo tipo de complementos, que hacen que el día a día de los taxistas, se haga más llevadero. Por ejemplo, unos llevan portátiles, GPS, neveras, datáfonos, móviles con conexión a internet, así como herramientas, que utilizan "los manitas", cómo los que trabajan con temas relacionados con la carpintería y que incluso reciben encargos. También tenemos a los que cuidan del huerto de la T4, que llevan los azadones en el maletero, aparatos para fumigar la plantación y demás…
Por otro lado, está el grupo de los músicos, que se traen las guitarras, pianos electrónicos, flautas y demás. No quisiera olvidarme de los "cantaores de flamenco" y "cante jondo" que, cuando se proponen darte la serenata, les importa bien poco y se dedican a cantar multitud de canciones delante de tu coche, te guste o no.
También quisiera acordarme de los jugadores, bien sea de cartas, ajedrez u otro tipo de juegos. Es curioso, porque a primera hora de la mañana, ya están jugando en la cafetería... y luego pretendemos que ésto cambie, cuando parece que la gente viene a pasar el día a este "bendito" trabajo.

La vida

lunes, 31 de enero de 2011
Nacemos, y es poco el tiempo que tenemos para pasar por esta vida con poco sufrimiento, al menos sin ser del todo conscientes de lo que nos espera. De nuestros derechos y obligaciones con respecto a la vida y a los demás.
Es fácil identificar cual es el mejor momento de nuestras vidas, es ese, en el que se encuentran todos los críos y que nosotros descubriremos, cuando nos oigamos decir aquello de “quién fuera otra vez niño y disfrutar tan plácidamente de la vida, sin preocupaciones de ningún tipo”.
Llega un momento en que todo esto empieza a cambiar y se nos demanda que vayamos sufriendo un cierto tipo de cambios en nuestro día a día, cómo es el hecho, de que procuremos comer por nosotros mismos, que durmamos solos en nuestra habitación, que no nos hagamos pipí encima y que vayamos ayudando en casa, a ser posible, procurando no ensuciar y no poniendo cosas por medio.
Nos adaptamos, no podría ser de otra manera, siempre ha sido así y no lo vamos a cambiar ahora.
Pasamos a otro nivel, y comenzamos a asistir al colegio. Se nos exige más esfuerzo, y descubrimos nuevas maneras de relacionarnos y vamos cultivando nuestras mentes, sin saber muy bien para qué, pues somos demasiado jóvenes para entenderlo. Conocemos chicas y chicos que serán nuestros compañeros durante bastante tiempo, nos reiremos, jugaremos, nos enfadaremos, nos enamoraremos y sufriremos, pero esta es la vida y parece ser, que todo el mundo ha pasado por lo mismo, aunque a veces creamos, que no nos entienden.
Estoy sintiendo algo raro en mi interior, que hace que parezca otra persona, me ha cambiado la voz, tengo otro tipo de amistades y otro tipo de gustos, mis padres no me entienden en nada de lo que les digo y parece, que todo el mundo está en mi contra.
Afortunadamente, todos esos buenos consejos que me fueron dando mis padres, y a los que yo no quería hacer caso, me han venido bien, pero que muy bien, ya que estoy a punto de dar un salto importante en mi vida, y si no fuera por todos los valores que me han inculcado, desde su amor eterno, no sabría muy bien cómo afrontar este nuevo reto. Voy a trabajar y podré demostrar todo lo que valgo y para lo que me he preparado. Me esperan un montón de cosas nuevas que descubrir, pero ese es otro capítulo de mi vida, que contaré más adelante…

Allá voy

He procurado en todos mis artículos, no escribir acerca de política, pero creo que sería un necio si no plasmara en unas cuantas palabras y lo atónito que me dejan todas las cosas de las que estoy siendo testigo, al igual que el resto de la población de este país.
No entiendo cómo hemos llegado a esta situación. O mejor dicho si lo entiendo, pero no comulgo con la forma de no respuesta por parte de los ciudadanos, ya que a mi modo de ver, la situación se nos está escapando de las manos y nadie hace nada por solucionarlo, y lo que es peor, parece que las personas han entrado en un estado de hipnosis profunda que hace que todo pase a su alrededor sin que ni siquiera les pique la curiosidad.
Hace pocos días el gobierno (que eligieron democráticamente personas que creían firmemente que nos iban a gestionar de una forma adecuada y que supondría nuestro bienestar) nos dijo que tendremos que cotizar a la Seguridad Social durante un tiempo no inferior a los 39-40 años para poder cobrar la jubilación. Y aquí no ha salido ninguna voz pensante, a decir las cosas claras, cómo es el hecho de que si tenemos que pagar durante todo ese tiempo, ¿a qué edad tendremos que ponernos a trabajar para poder cumplir con ese periodo de tiempo de cotización?
Me explico. A estas alturas a nadie se le escapa que los chavales que estudien una o dos carreras universitarias, (ya que parece, que si no se tiene una formación universitaria, no eres nadie) y que además estudien un mínimo de dos idiomas, puesto que sin ellos las posibilidades de encontrar trabajo, se reducen drásticamente, y hacen algún “Máster”, e intentan trabajar en algún sitio para sacarse unos eurillos, y además intentan hacer algunas prácticas en algún sitio relacionado con lo que están estudiando, creo sinceramente, que no van a empezar a trabajar antes de los treinta años.
Si a estos treinta años les sumamos todos los que tienen que cotizar a la seguridad social, a mí no me salen las cuentas, ya que tendrían que jubilarse con 70 años, pero claro, de esto no interesa hablar.
Por otro lado, ¿cuál sería la empresa que tendría durante cuarenta años a sus empleados, sin despedirles y deshacerse de ellos utilizando un ERE, o cualquier otro método válido, para meter sangre nueva, y que les permitiera tener más beneficios, de los que les reportaría una gente tan anciana trabajando en la misma?
Veo todo esto y me sorprende que nadie haga nada, o mejor dicho que nadie diga nada al respecto. ¡Qué apatía tiene mi país¡
Mensaje para todos nuestros hijos: IROS DE ESTE PAIS, A GANAROS LA VIDA, A UNO DONDE SE OFREZCAN OPORTUNIDADES Y SE OS VALORE DEBIDAMENTE.
Lo siento por las nuevas generaciones. ¡QUÉ GRAN MENTIRA¡ Pero tenemos, futbol, buen tiempo, tapas, cerveza, vino, playas, fiestas toros y eventos deportivos varios, que hacen que nuestras mentes estén bien distraídas y no pensemos en lo realmente importante, por no hablar de los programas de la televisión, que son “programas mata- neuronas”
Son ya 5.000.000 de parados y subiendo. Si antes, con diferentes tipos de gobiernos, siempre teníamos un millón, millón y medio de parados y nunca fueron capaces de colocarlos ¿cómo vamos a colocar 5.000.000?

Carta a la seño

jueves, 6 de enero de 2011
Gracias por todo, pero sobre todo porque, lleguemos hasta donde lleguemos, siempre podremos decir que la primera piedra de este camino que emprendemos, la pusiste tú: nuestra seño.
Gracias por todas tus enseñanzas y por tus esfuerzos en que aprendiéramos todas las cosas que creías necesarias para nuestro desarrollo personal.
Gracias por compartir nuestros cumples contigo y por disfrutar de tu compañía.
Gracias por estar pendiente de nosotros cuando estábamos malitos y por tener siempre informados a nuestros papás y mamás de todos nuestros avances en el cole.
Siempre nos acordaremos de tu cara sonriente cuando nos escuchabas en las reuniones que manteníamos por las mañanas para contar cada uno lo que nos parecía importante, en nuestras “interminables” asambleas.
Gracias por enseñarnos a respetar a los demás y a intentar que guardáramos el turno de palabra… que con estos camaleones se hace especialmente difícil… tú mejor que nadie lo sabes.
Nos vamos felices y confiados en que la nueva etapa que comenzamos, lo haremos de la mejor manera posible porque venimos de estar con la mejor profe que se puede llegar a tener y te deseamos lo mejor… y que no nos olvides, porque nosotros no te olvidaremos jamás.
Un beso muy fuerte de todos nosotros y de parte de nuestros papás y mamás, que seguro que te están muy agradecidos porque te han cogido mucho cariño durante este tiempo, al ver lo bien que te has portado con nosotros y lo mucho que nos has enseñado.
Siempre seremos tus camaleones.

No estamos en crisis

lunes, 5 de julio de 2010
Me cuesta mucho hacerme a la idea de que estamos en crisis. Lo digo porque, si ustedes intentan reservar algún hotel en la costa, cualquiera que sea, se encontrarán, con que, es sumamente difícil hallar plazas libres, pero lo que es peor, no han bajado el precio de las mismas.
Se siguen viendo las terracitas de la ciudad, llenas de gente, consumiendo, gastando, a todas horas "a rebosar". Los centros comerciales están "a reventar" de personas que siempre acaban comprando algo. Los precios en los restaurantes, no han bajado lo más mínimo y en las tiendas de ropa, tienen unos precios que le quitan el hipo a uno.
Paso a decirles, sea de paso, alguno de los trucos, que utilizan las tiendas de ropa, muebles, decoración y demás, para captar a los clientes y hacerles picar. Colocan en los escaparates, unos carteles llamativos, con grandes y coloridas letras, en los que se destaca que se están yendo, que cierran los pobres por liquidación y uno piensa, ¡pobriños! que no les ha ido bien ¡y claro! entramos para ver si podemos conseguir algo a buen precio y no nos damos cuenta de que, aunque pongan que lo han rebajado un tanto por ciento, resulta, que previamente, los han "inflado" con lo que al final, queda de la misma forma en que estaban.
Para colmo, cuando se han tirado varios meses utilizando esta técnica, van y ponen un cartel bien grande que dice: “NOS QUEDAMOS”.
Ahí va eso y tengan mucho cuidado, con los timos de estas tiendas, que abundan por doquier.
Les voy a contar algo muy curioso, que veo cada día con gran expectación, y es el hecho de que en la bolsa de taxis de la terminal 4, del aeropuerto de Barajas de Madrid, existe una cafetería restaurante, en la que los únicos que pueden consumir sus productos, son los taxistas y cuál fue mi sorpresa  cuando al acudir a la misma para tomar algo, pensando que los precios eran sustancialmente más bajos (ya que tienen una clientela constante de unos 1500 taxistas a todas las horas del día)  resulta que, todo lo contrario, que no es que los hayan bajado, sino que más bien, están bastante altos.
Si ésto no es robar, pues que venga Dios y lo diga. Me imagino cuantos negocios de hostelería, quisieran contar con esta clientela fija, todos los días del año...