La verdad del taxi

miércoles, 2 de febrero de 2011
Me gustaría dar a conocer en este artículo a todos los lectores, cómo, de qué y de quién, se compone el mundo del taxi.
En este sector, que está formado actualmente por unas 25.000 personas, podemos encontrar todo tipo de personajes. Me refiero a que, hoy en día, el taxi es trabajado por personas de diferentes clases sociales y formación académica.
Podemos encontrar a licenciados, diplomados, hijos de taxistas, personas que vienen de otros gremios...  y todos ellos tienen en común la creencia de que "por poco que les dé el taxi", siempre podrán llevar algo de dinero a sus casas.
Yo entiendo esta postura por parte de estas personas pero, ¡no nos equivoquemos!, todo esto es negativo para el sector, que se está descomponiendo poco a poco y que lo que necesita es una profesionalización del mismo, con personas a las que se les exija "más" a la hora de conseguir la cartilla de taxista. No es normal que personas que actualmente lo están trabajando no sepan dónde están, por ejemplo, los principales hoteles, ministerios, hospitales y restaurantes de la ciudad. Habría que exigirles un mínimo, y cómo no, idiomas, que el tiempo de entendernos por signos ya ha pasado.
Son personas "de paso" que utilizan el taxi para satisfacer sus necesidades y que, poco van a mejorar el sector, ya que no lo sienten como propio.
Por otra parte, me gustaría hablar de las personas que representan al gremio y que, tras haber hablado con muchos compañeros, nadie está de acuerdo con su gestión.Ésto es debido principalmente a que, muchos de ellos, tienen varios taxis trabajando en la calle "a doble turno",recibiendo un salario sólamente "por estar en los despachos". Es imposible que personas que nos dirigen y que tienen varias licencias en su poder, tengan ninguna necesidad de defender los intereses de los propietarios de una sola licencia.
Va siendo hora de que se den cuenta los autónomos de quién les gobierna.
Luego está el apartado relativo al vehículo. Aquí cada uno compra el coche que le parece, o que se ajusta a su economía. Parece un poco extraño, ver ciertos tipos de coches, que a simple vista uno se da cuenta que no cumple con el mínimo espacio para los clientes, incluso para el conductor. A veces no entran ni las maletas de los clientes, que por otro lado es lógico si tenemos en cuenta todo lo que llevan los propietarios de los mismos en su interior.
Es curioso ver cómo dentro de cada coche, uno puede tenerlo de una manera totalmente distinta de cómo lo tienen otros taxistas con el mismo vehículo.
Es como si fueran oficinas andantes, llenas de todo tipo de complementos, que hacen que el día a día de los taxistas, se haga más llevadero. Por ejemplo, unos llevan portátiles, GPS, neveras, datáfonos, móviles con conexión a internet, así como herramientas, que utilizan "los manitas", cómo los que trabajan con temas relacionados con la carpintería y que incluso reciben encargos. También tenemos a los que cuidan del huerto de la T4, que llevan los azadones en el maletero, aparatos para fumigar la plantación y demás…
Por otro lado, está el grupo de los músicos, que se traen las guitarras, pianos electrónicos, flautas y demás. No quisiera olvidarme de los "cantaores de flamenco" y "cante jondo" que, cuando se proponen darte la serenata, les importa bien poco y se dedican a cantar multitud de canciones delante de tu coche, te guste o no.
También quisiera acordarme de los jugadores, bien sea de cartas, ajedrez u otro tipo de juegos. Es curioso, porque a primera hora de la mañana, ya están jugando en la cafetería... y luego pretendemos que ésto cambie, cuando parece que la gente viene a pasar el día a este "bendito" trabajo.

1 comentarios:

JCR dijo...

Desde luego es un ambiente variopinto, posiblemente anotando todo lo que hacen se podría escribir un libro, yo me lo pensaría, en un mundo donde encontrar diferentes personalidades, anécdotas, dificultades y demás peripecias que sucederán en el transcurso de una jornada, seguro que la historia está garantizada.
Desconozco el mundo del taxi, lo único por lo que me comentan amigos y algún conocido que trabaja en el sector, lo cierto es que nadie comenta que la situación sea buena, pero pienso que es un reflejo de los tiempos de crisis que vivimos, toca agudizar el ingenio, como ejemplo en el blog de Ana, entra y veras como se busca las habichuelas un profesor de autoescuela.
Un abrazo champions league.

Publicar un comentario